Exposición “El cielo en llamas. Auroras boreales en Salamanca”

Hasta el próximo día 17 de mayo el Espacio de Cultura Científica de la Universidad de Salamanca acoge la exposición “El cielo en llamas. Auroras boreales en Salamanca“. La muestra ha contado con la colaboración de la Biblioteca Histórica General y el comisario científico es Miguel Ángel Fuertes, investigador del Grupo de Geociencias Oceánicas de la Universidad de Salamanca.

Las auroras polares: del mito a la ciencia

Las auroras polares, llamadas así por la diosa romana del amanecer, Aurora, son fenómenos que se presentan por lo general en el cielo nocturno de las zonas polares en forma de brillo o de luminiscencias. Cuando estos fenómenos suceden en el hemisferio sur se denominan auroras australes, mientras que si lo hacen en el hemisferio norte se denomina auroras boreales, término proveniente de palabra “Bóreas“, que en griego significa “norte”.  Durante la antigüedad, tanto en oriente como en occidente, las auroras polares fueron contempladas desde el punto de vista de la mitología, pero a partir del siglo XVII fueron analizadas científicamente. El astrónomo Pierre Gassendi les dio en 1621 el nombre de auroras polares. Más adelante, en el siglo XVIII, Edmond Halley ya sospechó el papel de los campos magnéticos en la producción de este fenómeno. En 1768 Henry Cavendish logró calcular la altitud en la que se producían estas auroras y finalmente en 1896 el físico e inventor Kristian Birkeland consiguió alcanzar una mejor comprensión de estas formaciones por medio de las reproducciones desarrolladas en su laboratorio.

Causas naturales de las auroras polares

Toda una parte de la exposición del Espacio de Cultura Científica se centra en la explicación de este bello fenómeno. Las auroras polares son producidas por el choque de las eyecciones de masas solares, también conocidas como vientos solares, con la magnetosfera terrestre, que es una especie de “esfera magnética” que rodea la tierra y que se genera por el núcleo del mismo planeta, partiendo de los polos como si de un imán gigante se tratase. El color y la forma de las auroras son muy diversos y su duración puede ser de tan sólo unos minutos o de varias horas. Estos efectos visuales  pueden comenzar como arcos que se van extendiendo hacia el horizonte, formándose a lo largo de las mismas ondas o rizos, así como estructuras verticales alargadas, parecidas a rayos de luz.

El simulador de auroras boreales

Junto con las explicaciones ofrecidas, los visitantes podrán ver el simulador de auroras boreales, uno de los componentes más llamativos y sorprendentes de esta interesante exposición, con una simulación sobre el cielo de Salamanca. Además, el Espacio de Cultura Científica realizará conferencias en este mismo lugar entre los días 11 y 15 de mayo. 

Auroras boreales en la ciudad de Salamanca

Las auroras boreales no son habituales en Salamanca, pero durante el siglo XVIII este fenómeno fue más allá de las zonas polares y pudo ser contemplado en distintos países de Europa, incluyéndose en la Península Ibérica la Ciudad del Tormes, donde el catedrático de la Universidad de Salamanca Diego de Torres Villarroel llegó a describirlas. Este bello espectáculo se vio originado por una mayor actividad solar que coincidió con el comienzo del periodo de la Ilustración. En este sentido, la exposición nos acerca a las diferentes teorías y enfoques científicos que se dieron al fenómeno, mostrando la diferencia entre los países más ilustrados y los que aún se anclaban en las antiguas visiones del mundo. Así pues, la muestra cuenta con toda una serie de importantes libros y publicaciones en las que se pueden apreciar diversos estudios acerca de las auroras boreales.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Últimas entradas:

Noviembre teatral en la Ciudad del Tormes

La Biblioteca Pública Municipal Torrente Ballester, en Salamanca, acogerá en el mes de noviembre una amplia programación de actividades culturales; una programación que contará con

Te puede interesar: